Una  de las preocupaciones que más se exponen en los salones de belleza tiene relación con el cabello fino y sin volumen. Por eso, chicas de pelo fino, ya sea liso o rizado… os hemos preparado una guía súper útil para lucir pelazo en pocos pasos. ¡Tomad nota!

Un buen corte de pelo suele ser la solución.

Lo primero que debemos hacer es identificar el tipo de cabello que tenemos. ¿Fino y abundante? ¿Fino y poca densidad? ¿Liso? ¿Rizado?… No todos los pelos son iguales, por eso es importante adaptar el corte de pelo a cada caso particular.

Hay muchas opciones de cortes de pelo que te favorecerán según el tipo de cabello:

  • CORTE BOB o MEDIA MELENA
    Hay una solución universal cuando se tiene  un cabello fino y con poco volumen, ya tengas mucha cantidad o poca, ¡las medias melenas!.  Los expertos coinciden en que este corte de media melena es la mejor opción para aportar volumen al pelo fino y que las puntas parezcan gruesas y sanas. Con estas melenas MIDI se consigue movimiento y se evita que el pelo se pegue en exceso  al cráneo.
    Se puede apostar por un corte Bob en cualquiera de sus versiones: Bob rectos, blunt cut, long bob, despuntado… ¡Eso sí! Ya sean melenas rectas o levantadas con capas, es importante saber que las capas deben ser largas para conseguir dar volumen y cuerpo a la melena.
  • CORTE PIXIE:
    Este tipo de corte está especialmente indicado cuando la estructura del cabello tiene ondas o es rizado. Con un corte pixie se puede lograr un efecto de más cantidad de pelo.
  • MELENA LARGA POR DEBAJO DEL HOMBRO:
    Esta es otra de las propuestas que os proponemos. Melenas por debajo del hombro, desfiladas en el contorno de la cara y levantadas con capas para dar más volumen y quitar peso en la parte alta.

No te olvides del FLEQUILLO.

Tener poco pelo o poca densidad no implica no poder llevar flequillo. Los flequillos pueden ayudar mucho en un look, y en este caso, cuando lo que se busca es aportar volumen a una melena, ya sea larga o corta, es recomendable cortar un flequillo a la altura del pómulo para evitar quitar volumen a la melena.  Con un buen flequillo aportas ligereza y movimiento a la zona frontal, ayudando a crear más volumen.  El flequillo francés, el flequillo despuntado y relajado, un flequillo lateral degradado o incluso un baby bang adaptado, pueden ser muy buenas opciones para pasar de pelito a pelazo en un solo  gesto.

flequillos para pelo fino

¡Apuesta por las mechas y los baños de color!

Otro de los trucos que os pueden servir para conseguir mayor voluminosidad y que el cabello se transforme en un pelazo de infarto, es hacerse unas mechas o reflejos y resaltarlos sobre todo, en la zona del cabello alrededor del rostro. Esto, además de volumen,  aportará mayor luminosidad.
Los baños de color también pueden ser otra opción, estos crean una película alrededor de cada cabello, lo que aumentará su grosor y por supuesto, su textura.

Acuérdate de los peinados con Volumen.

Otro de los trucos para conseguir que tu melena parezca más frondosa, son los peinados con volumen. Apuesta por aquellos que crean una mayor sensación de grosor y abundancia de cabello, como son los peinados con ondas o ligeramente cardados. ¡Acertarás seguro!

Por supuesto, “dí adiós” a los sombreros o gorros y a los productos con silicona. Estos no solo  aportarán peso al cabello, sino que lo pegarán en exceso al cuero cabelludo lo que dará una sensación de melena pobre  y fina. Pero que no cunda el pánico, porque los trucos anteriores ¡te salvarán!

LOVE IS IN YOUR HAIR

Dejar respuesta